El beat de la naturaleza

El blog Fogonazos, (una colección de notas sobre fenómenos y acontecimientos asombrosos) nos cuenta:

A la Naturaleza le gustan las oscilaciones periódicas. Los latidos del corazón, la traslación de la Tierra o el movimiento de los planetas son ejemplos de oscilaciones naturales. En diferentes situaciones y lugares, existen determinados sistemas que tienden a interactuar entre sí hasta acoplar el ritmo de sus movimientos.

Anuncios